Charo Chic Cakes

martes, 23 de febrero de 2010

Cuando casi rozas un sueño



Hace muchos años mi sueño no se parecía en nada al de ahora, soñaba con ser AZAFATA, no TCP como se dice ahora....las azafatas tenían alas....llevaban gorro, pañuelo de seda y guantes, eran verdaderas Hadas, y lo conseguí, hice realidad mi sueño, VOLAR, y fui feliz durante muchos años, pero la vida cambia, tu cambias, tu entorno cambia, todo esta en pleno cambio y que difícil es aceptar que tu sueño ya no te hace feliz, que las Hadas ya no llevan gorro, ni pañuelo de seda y les han cortado las alas....Pero afortunadamente siempre hay nuevos sueños que perseguir, nuevas metas que alcanzar y nuevas ilusiones por las que seguir luchando, poco a poco veo como mi nuevo proyecto va tomando forma,casi puedo rozar las nubes con la punta de los dedos....solo tengo que estirarme un poquito más, como cuando de pequeña me colgaba de las puertas para crecer y no paraba de beber leche, para ser AZAFATA hay que ser alta.....,ahora sólo me queda saltar al vacío, con la confianza que me habéis ido dando con vuestros comentarios y apoyo, sabiendo que mis alas una vez más se van a desplegar para llegar donde realmente quiero llegar, que no es ni más ni menos que a contribuir a esos momentos que nos ayudan a que la vida sea mas dulce, que realmente la gente aunque solo sea un segundo disfrute y recuerde el momento, lo meta en un frasquito y permanezca con ella a lo largo de sus días, como yo recuerdo el día que me regalaron la Nancy, que por supuesto todavía conservo, ese momento permanecerá conmigo siempre, o cuando corte la tarta el día de mi boda, os puedo asegurar que me pareció preciosa, pero nada que ver con la que hoy cortaría......llena de flores de azúcar.
Este es mi pequeño homenaje a aquel sueño, al que le debo tanto, aunque practicamente toda mi vida aeronáutica la pase en Spanair, una gran compañia que siempre tendra un huequito en mi alma, este es el avión que me hizo vibrar, que fue mi objetivo y que por supuesto volé, no solo como pasajero si no también como Hada, Viena- Nueva York, otro de los momentos que jamas olvidare.

lunes, 8 de febrero de 2010

Cuando los disgustos entran en la cocina.....


Los bizcochos salen por la basura...recuerdo la película de Sabrina, cuando ella esta aprendiendo a cocinar en París, si estas triste el souffle no sube.... creo que le decía su profesor, que importante son las emociones en nuestra vida....según la medicina china son estas las que realmente nos hacen enfermar.....por que cuando estas triste el soufflé no sube?... por que el bizcocho se hunde por el medio?....por que las claras es mejor montarlas en un día de sol?..... nuestro estado de animo es fundamental en cualquier cosa que realicemos en nuestra vida pero si encima estamos cocinando imaginaros..... es imposible comerse un bizcocho triste, aunque si que es cierto que cuando estas triste un bizcocho de chocolate hecho con amor es lo que te puede levantar el animo e incluso sanarte.

Es increíble como funciona el Universo, como la risa de un niño es capaz de limpiar las malas energías....de arrancarte un abrazo curativo y de volver a empezar, harina, huevos,mantequilla..... no voy a permitir que la tristeza no me deje espolvorear de azúcar mi hogar, nadie dijo que el camino del crecimiento iba a ser fácil y mucho menos gratis, así que después de esta reflexión de día de gris y lluvioso, casualmente lluvioso y gris, tendrá algo que ver?....voy a comerme una galleta de las que tenía preparadas para San Valentin, llenas de amor y esperanza, porque esto también pasara....cuando al Karma le da por pasarte la factura, lo mejor es aprender y así evitar repetir curso......