Charo Chic Cakes

domingo, 5 de diciembre de 2010

Haciendo balance


Una vez más como todos los años se repite la cuenta atrás, que ganas de que se acabe este año..., espero que el que viene sea mejor..., cuantas hojas en blanco se rellenan de ilusiones, confiando que este año nos cambie la suerte, a veces sin darnos cuenta de lo afortunados que ya somos...
Una vez más hacemos recuento de los acontecimientos personales y listas llenas de nuevos propósitos.
Personalmente, solo me queda dar gracias...he visto a gente luchar con uñas y dientes para sacar adelante a su familia, he estado largas horas en la cola del paro viendo como cada trimestre se hacía más larga, me he sentado cara a cara con la cobardía y la mentira,incluso nos hemos tomado un café,afortunadamente la verdad y la valentía me esperaban para cenar, he visto como personas de las que esperaba algo, desaparecían de mi vida y como personas de las que no esperaba nada me lo han dado todo.
He empezado un dulce negocio con la misma ilusión y esperanza de los que empiezan,y con los mismos temores de los que se adentran en una zona desconocida.
Me he dado cuenta que las justificaciones no llevan a ningún sitio,que hay que plantarle cara al enemigo, y es entonces cuando pasa a ser un gran compañero de viaje, que de todas las experiencias hay que aprender, y que todas deben ser bienvenidas, incluso aunque duelan mucho y el corazón se te parta, quizá, esas sean las grandes lecciones de la vida.
He aprendido que hay que pintar con los colores que se tiene, que puedes encontrar a alguien que te preste el que te falta para terminar el lienzo, todos tenemos la suerte de tener un Hada Madrina en algún lugar, pero cuidado, que a veces la bruja se disfraza de Hada y es entonces cuando acabas vendiendo tu alma al diablo, porque, te dejara el amarillo con una gran sonrisa,pero pobre de ti como se te acabe y no se lo devuelvas....o el cuadro no le guste...
He sentido la más absoluta soledad estando rodeda de gente y me he sentido totalmente en compañía y protegida dentro de la más absoluta soledad.
He aprendido que por aquí sólo pasamos una vez y que merece la pena aprovecharlo, he hecho algunas locuras, me he desmelenado, he bailado, he cantado y he disfrutado todos y cada uno de los momentos, muchos de ellos ante las miradas criticas, pero he aprendido a no sentirme mal por ser feliz y a tener todo el derecho a sentirme mal y llorar.
He visto a mi alrededor gente que teniéndolo todo, no tienen nada y gente que no teniendo nada lo tienen todo, me he movido en la dualidad, en lo antagónico, en los extremos, y he visto como en los dos lados se puede estar bien...pero que donde mejor se esta, es en el medio...por algo soy la mediana, jajaja
He interiorizado y aceptado el síndrome Mary Poppins, cuando las cosas van mal, soy un hombro donde llorar...cuando las cosas van bien soy un hombro para recordar...
Que la gente viene y va, que los únicos que permanecen en tu vida son los que llevan el mismo paso que tu.
He aprendido a dar gracias todos y cada uno de los días por ser quien soy, con mis defectos y con mis virtudes.
Pero sobre todo he aprendido, que me queda tanto por aprender...y mejorar
FELIZ NAVIDAD Y UN DULCE Y PROSPERO 2011

0 comentarios:

Publicar un comentario