Charo Chic Cakes

sábado, 9 de abril de 2011

No sin mi iPhone¡¡¡¡¡¡


Partiendo que soy usuaria Mac, y que lo nuestro fue un flechazo.
Todavía recuerdo el día que nos presento una amiga, no lo puede evitar caí rendida en sus teclas y desde entonces no nos hemos separado ni un solo momento,se ha convertido en mi mano derecha y alguna que otra vez en mi peor pesadilla...
Bueno a lo que iba, por supuesto en mi bolso no falta mi iPod, y mi iPhone y siendo herramientas magnificas, a veces se convierten en otro elemento mas con el que competir y demostrar quien eres ....y por supuesto que estas a la ultima...
Hace poco en una reunión , al sentarnos a la mesa, parecíamos pistoleros del lejano oeste, a ver quien desenfundaba más rápido su iPhone, mirando de reojo, para comprobar si era el 3, 3G o el tan ansiado 4, la conversación giraba entorno a el, en un segundo plano quedaron los ibéricos, el maravilloso vino y demás manjares hechos con amor para la fiesta, el Rey era el... ¿como lo has conseguido?, cuanto te ha costado?, es libre? y por supuesto es el de 16, 32 ó 64?
y una vez más no puedo evitar el encontrar similitudes con nuestra vida diaria, y como si de nuestra alma se tratara, me pregunto, ¿cuantas aplicaciones gratis nos bajamos para llenar nuestro iPhone?,Cuantas que no nos sirven para nada?, pero como tenemos 64 Gb ...me caben..., así que puedo seguir echando al saco...., ¿las utilizas?, no, pero las tengo por si acaso...,¿ por si acaso?... si,no vaya a ser que me pierda en el desierto y necesite un traductor de morse para enviar un SOS, anda ¡¡¡ pues tienes razón, no había caído yo en eso..., me la voy a bajar, total es gratis....y así vamos llenando nuestros huecos y vacíos con aplicaciones que no sirven, pero por si acaso...y las que verdaderamente no son útiles, son caras y ocupan mucho y además hay que ir actualizandolas continuamente.
Supongo que si fuéramos capaces de desprendernos de todas esa App aligeraríamos nuestro peso y nos permitiría echar a volar libremente, en general tenemos nuestras vidas tan llenas...que no dejamos sitio para que entre algo nuevo, no vaya a ser que tengamos que cambiar algo...y el cambio da mucho miedo, aunque estoy seguro que podríamos encontrar una App para evitar tener miedos.
Yo por si acaso, lo que voy a hacer es comerme mi iPhone, así siempre irá conmigo, no vaya a ser que se me olvide justo el día que me pierda en el desierto y no tenga ni el traductor de morse, ni el buscador de aguas subterraneas.....hay que estar siempre prevenida, por si acaso...

0 comentarios:

Publicar un comentario