Charo Chic Cakes

miércoles, 12 de noviembre de 2014

De Repente

De repente, como siempre ocurren las cosas importantes...
De repente aprendes a DARTE CUENTA.
De repente decides escuchar en el SILENCIO.
De repente un dolor te abre los ojos.
De repente alguien decide apostar por una de las personas más importantes de tu vida y te das cuenta de lo importante que es la confianza.
De repente una amiga desaparece de tu vida y vuelves a darte cuenta.
De repente sientes un nudo en la garganta y como resbalan por tus mejillas millones de lagrimas contenidas.
De repente y desde el SILENCIO de la Soledad, escogida como compañera, eres capaz de reconocer en cada lagrima a las personas que han pasado por tu vida.
De repente lloras por las personas que más daño crees que te han hecho, por las que se fueron, por las que permanecen a tu lado, lloras por ti.
De repente eres capaz de ver que la gente actúa desde su concepto del BIEN.
De repente agradeces a todos y cada uno de ellos, su paso por tu vida, fueron, son y serán grandes maestros.
De repente lloras, lloras y no paras de llorar, por fin te desaHogas.
De repente aparecen sensaciones, tan sencillas, como un abrazo, un desayuno andaluz, un té indio, una botella de vino compartida, un café con churros, una sonrisa en la puerta del colegio y cada una de ellas te transporta a momentos auténticos.
De repente decides descargar la mochila de tu espalda.
De repente tus brazos se convierten en ALAS.
De repente te perdonas y perdonas.
De repente reconoces tus errores, en vez de centrarte en los errores de los otros.
De repente la justificación deja de tener sentido, simplemente observas y aceptas tu responsHabilidad.
De repente todo deja de tener sentido a la vez que da sentido a tu vida.
De repente te reconoces en todos y en cada uno, en lo bueno y en lo malo, y aprendes... consciente del largo camino que todavía te queda por recorrer.
De repente dejas de preguntarte ¿por qué? y empiezas a preguntarte ¿ para qué? y las respuestas cambian.
De repente decides empezar a vivir AQUI Y AHORA



De repente todo es más sencillo, más simple.



2 comentarios:

Maria Jesus dijo...

Alegrate
porque estas participando de la vida, en lo bueno y en lo menos bueno, no hay nada malo, solo son etapas para aprender. Tus reflexiones me llevan a recordar las mias despues de perder a mi hermano, todo lo que haces, todo lo que te rodea, todo absolutamente todo se mueve en la lista de prioridades, agradecimientos y comprension. No hay culpables, solo responsables y la compasión cobra todo su sentido. Afortunada eres, aunque no lo percibas así, porque cada migajita de aprendizaje te acerca a la luz. Besos.

CHAROCHICCAKES dijo...

Muchas gracias Maria Jesus, si creo que soy afortunada,con lo bueno y lo menos bueno todo forma parte del camino del aprendizaje.
un beso muy fuerte

Publicar un comentario