Charo Chic Cakes

miércoles, 24 de marzo de 2010

Una historia de amor de 30000 pies de altitud


Julio de 1989, un día como otro cualquiera..., iba camino del aeropuerto sentada en la furgoneta refunfuñando y sin saber lo que el futuro estaba tramando para mi...., me esperaba un dura jornada ,Las Palmas-Malaga-Paris-Malaga-Las Palmas, para los no aeronáuticos esto viene a ser 14 horas aproximadamente metida en el avión, no me había levantado especialmente entusiasmada con lo que me esperaba ese día, pero como todos los días siempre hay algo especial que recordar, mas dormida que otra cosa entre en la oficina ( es lo que tiene levantarse a las 04:30)..... , pero......ahí estaba el.....preparando los papeles para el vuelo, estaba de espaldas, pero ya el corazón me pego un vuelco, se activaron todos mis sentidos incluso esos en los que nadie cree.....una vocecita me susurraba en mi interior....., es el padre de tus hijos.....me acerque y me presente haciendome la interesante, buenos días...dije soy Charo, la mano me temblaba y el corazón se aceleraba, buenos días me dijo soy José Miguel, creo que vamos juntos, si, le conteste, nos espera un día muy largo......, en ese mismo instante lo que me parecía un horror de vuelo se convirtió en un vuelo demasiado corto, es increíble la relatividad de las cosas.....como nuestra perspectiva y nuestra vida puede cambiar en tan sólo décimas de segundo, allí en aquella oficina de operaciones...sin que nadie más que yo lo supiera nació una gran historia de amor que hoy todavía permanece.

Según dice Brian Weiss en uno de sus libros:" Cuando nuestra intuición, nuestros sentimientos más profundos y nuestro espíritu saben algo más allá de cualquier duda, no debemos permitir que las razones de los demás, construidas sobre sus propios miedos, nos influyan, pueden alejarnos del camino de la felicidad."....Sin tener nada en común, mas que las gambas a la plancha y en contra de cualquier buen pronostico, seguimos adelante, porque a veces hay sensaciones, intuiciones, sentimientos que se nos escapan a la razón, pero que pueden dar un giro a nuestra vida ,de tal forma que es importante dedicarles un tiempo, casualidades.....insisto, yo no creo en ellas pero haberlas "haylas", yo prefiero llamarles señales y aunque muchas veces no las entiendo....no por eso no les hago caso....hay tantas cosas que no entiendo .......de lo que estoy plenamente segura es que no me equivoque

Cuando tu pulso se acelera y tu corazón salta, algo importante se acerca, entonces es cuando debes activar tus sentidos, permanecer atento y sobre todo nunca dejes de escuchar a tu corazón, incluso aunque parezca una locura al resto del mundo, SIENTE, CREE Y PERSIGUE TU SUEÑO.

1 comentarios:

Jose Miguel Esteban Baturone dijo...

Nunca imagine que ese vuelo a Paris seria el primero de muchos otros que hemos hecho juntos..
Nunca dejare de dar gracias al cielo por ponerte en mi camino y al universo por hacerte tan persistente.
Nunca te dejare de querer

Publicar un comentario