Charo Chic Cakes

jueves, 11 de noviembre de 2010

De Bakery en Bakery y tiro por que me toca






Si, lo siento vuelvo a atacar con Nueva York, que le voy a hacer si es que me pierde y para una vez que voy...tengo que explotarlo, todavía recuerdo cuando esperaba ansiosa la programación de cada mes para ver cuando me tocaba el JFK de turno, parece mentira pero hubo un tiempo en el que por lo menos una vez al mes andaba por allí, que tiempos aquellos...
Ya en el avión de vuelta, no se porque...no pude evitar el sentir nostalgia de aquellos tiempos, no podía dejar de observar a la jefa de cabina, cada uno de sus movimientos me transportaba a 10 ó 12 años atrás, donde ese papel lo ejercía yo, ahora iba de pasajera, lo que tampoco esta nada mal, es increíble cuando vas de azafata( me niego a dejar de usar esta palabra) sueñas con ir de pasajera sobre todo en las vueltas de los transoceanicos de noche, cuando todos ellos duermen placidamente y tu tienes que mantenerte despierta a base de 18 cafés y mucho, mucho control mental, que traicionera es la memoria, afortunadamente..., sólo nos deja los recuerdos buenos, lo cual nos hace más llevadera la vida, además, tiempo pasado siempre fue mejor..,o eso dicen, básicamente creo que es por que no tenemos ni idea de lo que nos depara el futuro, aunque yo sigo creyendo que lo mejor esta por llegar, total que entre el pasado y el futuro, se nos olvida el presente, que es lo único real e inevitable.
Bueno, no me lo puedo creer, he empezado con la idea de contaros las mejores bakeries de NY y termino, no se...,no se ni como termino....
En fin os diré que después de recorrerme varias de ellas y de probar sus cupcakes llegue, a parte de con varios kilos de más, a la conclusión de que son deliciosos ( realmente ya lo sabía...había probado los míos antes, jajaja) y que alegran no sólo el gusto, si no, que también le dan una gran alegría a las hormonas, activando los 7 sentidos, los 5 que todos tenemos y los 2 que aparecen cuando ves a través del escaparate un mundo de colores y sabores, pero lo que no conseguía de ninguna manera era que me sirvieran el café en una taza, ya no voy a pedir en vaso, que entiendo que sería mucho pedir...
No pensaba desistir de mi búsqueda incesante de tomarme un buen cupcake con un café en taza, y menuda soy yo cuando me pongo.
Finalmente y en una pequeña callecita encontré un sitio de cuento ALICE´S TEA CUP, no me lo podía creer, cuando entre era como si hubiera atravesado el cuento de Alicia en el país de las maravillas, y lo mejor de todo, ¡¡¡¡¡¡ el té lo sirven en teteras de porcelana¡¡¡¡¡ y el café en taza, si ya sabía yo que tenía que existir, así que el día fue redondo, como el disco sorpresa de Fundador...(esto último lo entenderán las de mi generación...), después de tomar la mejor hamburguesa de todo Nueva York en el J G MELON, un pequeño restaurante en la 3ª donde se gravo la lacrimógena escena de Kramer contra Kramer y un no menos maravilloso Cheese Cake, encontré el sitio más mono de todo Nueva York, donde poder disfrutar sentados ,lo que se agradece bastante sobre todo si llevas más de 100 calles recorridas a pie, de un buen té o café con un cupcake
Misión Cumplida, ahora sólo me queda perder todos estos kilos, que aunque intente que no cruzaran la frontera ,se vinieron conmigo, por cierto si los pierdo y alguien los encuentra no hace falta que me los devuelva...
De todas formas ya sabeis cualquier excusa es buena para ir a Nueva York, la mía fue la de probar unos cupcakes...

0 comentarios:

Publicar un comentario